PREVENCIÓN DE RECAÍDAS

En Grupo Mentalis no te dejamos de ayudar en ninguna parte del proceso de recuperación de tu adicción ¡Ni siquiera tras acabar la terapia! Sabemos que es difícil recuperar una vida normalizada tras pasar por un proceso de recuperación de adicción por lo que puedes contar con nuestro apoyo a lo largo del tiempo con nuestro programa de prevención de recaídas.

Somos un equipo de profesionales especializados en los que algunos valores - como las grandes habilidades de comunicación, empatía, asertividad, etc - son fundamentales a la ahora de desarrollar nuestra labor. Nuestra intención es implicarnos en cada situación personal y familiar con el objetivo de desarrollar una conexión terapéutica que permita cuidar al paciente, su familia, todo su entorno y la reinserción social, ¡ y esto no termina al terminar la terapia!

Queremos que nuestros pacientes puedan encontrar el equilibrio que se ha visto alterado en su día a día, con el objetivo de recuperar la tranquilidad, así como afrontar con garantías esta etapa de no recaída.

Queremos que haya prevención en las posibles recaídas que pueda afrontar el paciente. Por ello, nuestro programa de Refuerzo-Terapia de Grupo Mentalis está destinado a personas que hayan realizado un programa en abstinencia con más de 3 meses de algún tipo de adicción tóxica o no tóxica y que después de este tiempo de estabilidad, haya una situación de riesgo de recaída, que requiera de un periodo preventivo.

Programa terapéutico de distanciamiento

Prevención de recaídas drogas

La prevención de recaídas es uno es el último tratamiento que se implementa en un proceso de desintoxicación, pero no por ello el menos importante. Recapitulando conceptos para la prevención de recaídas drogas, una caída viene definida por un consumo puntual y aislado que en teoría no tendría por que generar una vuelta al consumo generalizado de la droga o vuelta a ejercer la adicción. Ahora bien, cuando se trata de una recaída, la vuelta al consumo no es aislada si no que desencadena un patrón donde los pensamientos, conductas y sentimientos vuelven a girar en torno a la adicción. Por ello es crucial desarrollar e implementar un plan de prevención de recaídas, de tal modo que el adicto prevenga los efectos perjudiciales que esta genera.

Cuando un adicto está siendo tratado ha de considerarse varios meses de abstinencia para poder considerar que se ha dado una recaída, está generalmente defendido que la duración debe de ser de unos 6 o 12 meses de abstinencia. La prevención de recaídas drogas es clave a la hora de evitar el retorno del adicto al consumo, cuanto mayor sea el periodo de tiempo que el adicto consiga evitar el consumo menor será la probabilidad de recaída. Los tres primeros meses son de vital importancia en la prevención de recaídas, dado que es el periodo de tiempo en el que el paciente es más propenso a volver a consumir.

Con ello, a la vez que el paciente aumenta la duración de la abstinencia y la habilidad para hacer frente a las situaciones cotidianas, este adquiere un control que aumenta su capacidad de prevenir la recaída. Lo ideal, es hacer un seguimiento del paciente a lo largo de un año o dos dependiendo del tipo de adicción y las características del paciente y su entorno. Es muy necesaria una prevención de recaídas para adicciones responsable. Algunas adicciones como el juego patológico presentan ciertas diferencias en relación con otras adicciones asociadas al consumo de drogas, ya sea cocaína, alcohol, cannabis u otros.

Las recaídas en los trastornos adictivos suelen estar asociados a tres situaciones de riesgo. La prevención de recaídas considera como principales factores de riesgo los estados emocionales negativos como la ansiedad o la depresión. Por otro lado, conflictos interpersonales como puedan ser discusiones familiares o matrimoniales, dificultades laborales u otros, pueden generar un riesgo añadido en la probabilidad de recaer. Por último, otro tema que la prevención de recaídas engloba es la presión social, es decir la invitación a implicarse en la conducta adictiva, un entorno de personas adictas, etc.

En el caso especial del juego patológico existen factores de riesgo añadidos que pueden afectar a la prevención de recaídas. El uso inadecuado del dinero, estados emocionales negativos, consumo elevado de bebidas alcohólicas, ansias por apostar y la presión social son algunos de los factores que mayor incidencia tienen en la adicción por juego patológico. En este caso, el factor clave para ejercer la prevención de recaídas en el juego es el educar al adicto en un uso adecuado del dinero.

Prevención recaídas drogas

Contamos una metodología pionera para la prevención recaídas drogas. En general, una adicción es una enfermedad cerebral crónica y su proceso de recuperación es duradero para así mantener la abstinencia de la droga. Algunas de las claves que los expertos destacan para tener éxito en la prevención de recaídas son el trabajar la disciplina, la paciencia, la humildad, la honestidad y otros muchos valores y principios fundamentales. Se trata de un proceso a largo plazo en el que no se deben de imponer exigencias o recompensas rápidas, dado que ello podría distraer al adicto el objetivo fundamental que es no consumir en un periodo largo de tiempo. La ocupación del tiempo por parte del adicto en hábitos saludables que le hagan crecer personal y profesionalmente hace que logre adquirir confianza y distraerse de aquellos pensamientos que le llevaron a consumir abusivamente.

La recaída entonces está asociada a cambios significativos en la actitud del individuo, así como en sus pensamientos. Por ello es importante la identificación de estos síntomas en el plan de prevención de recaídas adicciones o dorgas.  Es importante destacar que la recaída no es un proceso repentino, al igual que en la adicción y la recuperación, la recaída es un proceso cuya duración puede variar enormemente dependiendo del resultado del tratamiento inicial. El objetivo primordial de la prevención de recaídas es el de modificar conductas para así aprender y protegerse de la presencia de sustancias psicoactivas o conductas adictivas.

Es importante identificar algunas conductas de negación, autoengaño, diálogo mental y desequilibrios emocionales que no hacen más que estimular los efectos negativos de la recaída. En caso de ser detectadas a tiempo su detención es posible en un periodo relativamente corto de tiempo.

Prevención de recaídas adicciones

La prevención de recaídas adicciones además debe considerar el impacto nocivo que esta pueda generar en caso de generarse. En la recaída los sentimientos, el amor propio y la autoestima quedan deteriorados y es importante ejercer una respuesta firme para que esto no desencadene en una depresión. Las recaídas pueden ser destructivas y devastadoras debido a sentimiento de impotencia que el adicto puede desarrollar, siendo necesaria una prevención recaídas eficaz.

Es importante implementar habilidades de afrontamiento, tratamientos de la ansiedad, identificación del riesgo y mejora de la motivación a la hora de prevenir recaídas. Cabe hablar sobre el conocido craving o deseo impulsivo de consumir relacionado con decisiones aparentemente irrelevantes. El craving es uno de los impulsores de las recaídas y su tratamiento es complejo pero posible.

El objetivo fundamental de la prevención de recaídas es por lo tanto el identificar aquellas situaciones de alto riesgo para la vuelta al consumo. Es crucial desarrollar habilidades de afrontamiento, así como un entrenamiento para afrontar el craving y los pensamientos asociados a la adicción. Es de vital importancia implementar nuevas conductas y hábitos saludables en el día a día del consumidor.

Además, existen terapias complementarias como la terapia en grupo donde el sentimiento de pertenencia a un grupo genera una motivación extra. Gracias a este tratamiento la autoestima y el estado de ánimo mejoran considerablemente, así como el compromiso del adicto con el proceso terapéutico de prevención de recaídas.

Es de vital importancia concienciar al sujeto de la existencia real del riesgo de recaída, así como las diferencias entre caídas y recaídas. Además, el adicto debe tomar conciencia con lo que supone recaer y debe de aprender a identificar aquellos factores que le han llevado a volver a consumir, así como su comunicación. El entrenamiento mental a la hora de prevenir recaídas sugiere diferentes apartados, entre ellos el afrontamiento ante situaciones de riesgo, el control en la toma de decisiones y cambios en el estilo de vida.

Ya se trate de una adicción por ludopatía o una adicción a alguna sustancia como el alcohol o la marihuana, la identificación de recaídas es similar en todas ellas.

Prevención de recaídas adicciones y drogas

Por lo general, cuando se da la recaída se observa un cambio de actitud con el cual el paciente siente que continuar con la recuperación no es necesario o se produce un cambio estresante en su vida cotidiana. La tensión se eleva, así como sus episodios de nerviosismo y estrés, el paciente comienza a presentar sentimientos de verguiza, culpa y desesperanza que le ocasionan dificultades para ser feliz. La prevención de recaídas también contempla cambios en la actitud del paciente frente a su enfermedad, manifestando una actitud de negación y rechazo.

Los síntomas de la abstinencia empiezan a manifestarse, presentándose un cambio de comportamiento a través del cual el paciente empieza a comportarse de forma excitada y con un mayor estrés. Su interacción con el entorno empieza a deteriorarse, este puede empezar a aislarse de su entorno social y familiar más cercano, empeorando aún más la situación, sin una prevención de recaídas adecuada. La pérdida de la rutina diaria que le llevó a recuperase es otro de los factores que ocasiona la recaída, afectando a su salud no solo emocionalmente si no fisiológicamente.

El adicto empieza a perder el control de sus emociones, así como de su comportamiento, dejándose llevar por su adicción a volver a consumir. Es entonces cuando el adicto vuelve a consumir, y todo vuelve a la fase inicial.

Como podemos observar, si atendemos a las conductas del paciente seremos capaces de prevenir su recaída. Se trata de algo esencial dado que, en caso de no prevenirse y tratarse a tiempo, la recaída puede generar dificultades en el tratamiento. El adicto debe mejorar su confianza día a día en la lucha contra su adicción y para ello es de vital importancia requerir la asistencia de una clínica de prevención de adicciones como es Aequilibrium del Grupo Mentalis. Los profesionales de esta clínica disponen de experiencia multidisciplinar en los distintos ámbitos que contempla un plan de prevención de recaídas. Es por ello de vital importancia, hacer un seguimiento continuo y constante del comportamiento y sentimientos del adicto.

Cuando el plan de prevención de recaídas tiene éxito en el tiempo y dejan de observarse conductas o comportamientos impulsivos en el cliente, es cuando la probabilidad de recaer será menor. Es entonces cuando el adicto recupera el control de su vida, así como la conexión con su entorno social y familiar. Es probable que el paciente continúe requiriendo asistencia para prevenir recaídas, pero si bien es verdad su bienestar se verá incrementado y con ello su capacidad de afrontación.

Sobre Grupo Mentalis

“El secreto de nuestra fuerza está en la capacidad de cumplir nuestros deseos”. Somos un grupo privado de empresas que nos dedicamos al cuidado y prevención de los trastornos mentales en los ámbitos familiar y comunitario. Ofrecemos servicios online a nivel nacional y contamos con centros ambulatorios de tratamiento de adicciones en Madrid, Jaén, Sevilla, Marbella y Granada.

Contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales expertos en tratamiento de adicciones formado por médicos, psiquiatras, psicólogos, expertos sociales y ocupacionales y enfermeros.

Nuestro principal objetivo es desarrollar una conexión terapéutica con el paciente que no solo nos permita ayudarlo a él, sino también a toda su familia y entorno.

Contacta con nosotros

    Abrir chat